Nota de Romina Madera Satt a Héctor Giuliano: “Argentina está en una trampa de deuda perpetua”

Héctor Giuliano:“Argentina está en una trampa de deuda perpetua”

rominuevapg

Nota de Romina Madera Satt

El Licenciado Héctor Giuliano aseguró que el estado de insolvencia económica del país imposibilita el pago total de la deuda externa. Un panorama para entender los puntos más importantes del problema del endeudamiento.

En el marco del primer Ciclo de actividades de debate y formación política y económica, desarrollado en el CES Roberto Carri, el Licenciado en Administración Héctor Giuliano abordó esquemáticamente la naturaleza de la deuda externa, el problema en torno a ella y algunas alternativas posibles para su resolución.

La cuestión de la deuda siempre estuvo, en mayor o menor medida, en la agenda delos medios y los gobiernos de turno. Sin embargo, la (no ingenua)desinformación sobre el tema permitió que, justamente, siempre fuera eso: una cuestión sin demasiada trascendencia en la opinión pública, exceptuando casos puntuales -como por ejemplo, el reciente acuerdo entre el Gobierno Nacional y el Club de París, en el que Argentina entregará a ese foro 9.700 millones de dólares en un plazo de 5 años-.

¿Frente a qué tipo de problema se está cuando se habla de deuda externa?

El Licenciado Giuliano afirmó que, ante todo, hay que considerar que la deuda:

·        Es un condicionante total y absoluto de todo lo que pasa en la Argentina.

·        No es un hecho aislado: se trata de un sistema vigente. Es cosa del pasado, del presente y del futuro.

·        Es un sistema, es decir, un conjunto de piezas ordenadas en función de una determinada lógica.

¿Cuáles esa lógica? La de la usura. “Entendemos por la palabra usura la condición abusiva del acreedor con respecto al deudor debilitado. La lógica final del usurero es que el deudor nunca deje de ser deudor, porque él vive de eso”, explicó Giuliano.

Dentro de este “círculo vicioso”, como lo definió el Licenciado, la deuda es una herramienta de dominio y nuestro país no escapa a esa lógica. La situación resulta más alarmante aún si se la contrasta con el discurso oficial que, sin pudor, reivindica las banderas de la Independencia Económica y la Soberanía Política hablando de desendeudamiento, cuando,ciertamente, Argentina está muy lejos de eso.

Datos sobre la deuda y contextualización

La información relacionada con la deuda externa de Argentina es escasa y la mayoría de los datos están desactualizados: Giuliano aclaró que ésta es una constante de todos los gobiernos, incluido el actual. La última cifra oficial actualizada es del 30 de septiembre de 2013[1].Según los datos oficiales, hasta esa fecha la deuda se compone por un total de 213 millones de dólares[2].“Esta cifra no es completa. Es la deuda por capital y no por intereses. A la fecha, hay intereses a pagar por 72 mil millones de dólares más”, detalló el Licenciado, y agregó que “además, hay cupones ligados al PBI por un valor de 15 mil millones”. De esta manera, si se contemplan los intereses, la deuda se constituye por un total de 300 millones de dólares. Es importante aclarar que en este monto no están incluidas las deudas de las provincias y los municipios,de lo cual no hay información oficial.

“De esta suma, el país recibe por año vencimientos por más de 40 mil millones de dólares, pero no paga un centavo: refinancia íntegramente la deuda por capital. Argentina está en un estado de insolvencia tal que no puede amortizar deuda”, aseveró el especialista. Ante la imposibilidad de cancelar deuda por capital, sólo se pagan intereses: todo el capital se refinancia.

Situación actual

“Ahora estamos viviendo la crisis de deuda por el Megacanje 2005”, señaló Giuliano refiriéndose a la operación financiera encabezada por Néstor Kirchner en conjunto con el entonces Ministro de Economía, Roberto Lavagna. “Fue presentado como un éxito de negociación, pero a los tres años no se podía pagar”.

–       ¿Qué hizo el gobierno deKirchner para solventar esa deuda?

Estatizó las AFJP en 2008. Esa fue, se dice, la clave de la promoción de Boudou. Él estaba al frente de la ANSES, entonces él fue el héroe. Propuso estatizar las AFJP antes de entrar en cesación de pagos. Con el argumento de la nacionalización, como sucedió también con YPF, el Estado tomó la carga de una deuda interna impagable. Al estatizar las AFJP, se acrecentó la deuda con los jubilados. Descargaron deuda externa, pero aumentaron la deuda inter-estado.

–       ¿Y cuál es la actitud del gobierno actual con respecto a los jubilados?

Este gobierno utiliza una maniobra perversa: está apostando a la muerte de losjubilados. Los más ancianos son los que tienen acumulación de retroactivos máspesados. No todos los jubilados reclaman su diferencia, por lo tanto: un jubiladoque muere, uno menos que tiene que pagar el Estado. Con esto se está haciendo una especie de “limpieza generacional”.

Según afirmó el Licenciado, el 60% de la deuda pública está en manos del propio Estado, que a su vez se encuentra endeudado con ANSES, con el BCRA y el BNA,sólo por mencionar algunos ejemplos. “El Estado les debe a los jubilados,porque su dinero es el que la ANSES le presta y, para hacerlo, retrasa aumentos de jubilaciones, no cumple con el 82% móvil. El gobierno se jacta de pagarles con privilegio a los acreedores externos, pero acá le está pasando el muerto al pueblo argentino”, disparó Giuliano, y advirtió que “Argentina está en una trampa de deuda perpetua: cuando se contrae deuda sin capacidad de pago,significa que, inexorablemente, esa deuda va a ser refinanciada. Esta es la lógica de la usura”.

Proyecciones y alternativas

Para el Licenciado Giuliano, “aquí hay un dilema de fondo: convivir o confrontar. Todas las administraciones deciden convivir”. En este sentido, plantea que la ruptura, o por lo menos una salida a este conflicto, consistiría en “abrir tres frentes simultáneos: ilegitimidad, insolvencia, responsabilidades”.

–           ¿A qué se refiere con ilegitimidad?

Está probado que la mayor parte del endeudamiento es ilegítimo: eso tiene que ser investigado. La deuda tiene que ser investigada. Mientras tanto, es necesario determinar la suspensión de pagos hasta no tener  un resultado. Una vez que se encuentren acreedores legítimos, se los podrá reconocer y establecer un mecanismo de pago.

–         ¿A qué alude cuando habla de insolvencia?

Alguien tiene que blanquear la insolvencia del país. De lo contrario, estamos dentro dela tautología que afirma que los acreedores nos prestan porque nos tienen confianza cuando, en verdad, ellos saben que no podemos pagar. Hay que ser idiota o cómplice para aceptarlo.

–         ¿Y a qué apunta con responsabilidad?

Esto es una cadena de responsabilidades, no ocurrió porque sí, sino que es cuestión delos funcionarios superiores intervinientes de los cuales ninguno fue preso; y de los acreedores, que prestan al país sabiendo que no tiene capacidad de repago. ¿Cómo se justifica que estos grandes bancos sigan prestando al país?¿Son tontos? No. Las calificadoras de riesgo dibujan las notas. El país está albor de del default técnico pero la tasa de riesgo país la están bajando. Nos están dibujando buenas notas: lo que les interesa a los acreedores es que el país coloque deuda.

A partir de esta propuesta, planteada a modo de puntapié inicial para abrir posibles formas de resolución, el economista no dejó de hacer hincapié en que“hoy las grandes estructuras de poder económico-financiero priman sobre los gobiernos de turno”. Algún oyente poco criterioso, durante la exposición,podría haberlo juzgado de pesimista, más aún cuando afirmó que “la Argentina en este momento se encuentra frente a un gobierno que, debilitado, con tal de garantizar su supervivencia financiera y política, concede cualquier cosa”.Alrededor de un mes y medio después, el acuerdo entre el actual Ministro de Economía, Axel Kicillof, y el Club de París, deja en clara evidencia el acertado pronóstico del Licenciado, y la gravedad de la situación que atraviesa hoy nuestro país en materia de deuda externa.

Giuliano dio un cierre conciso y oportuno llegando al final de la exposición: “Lo que acá está en juego no es el futuro de una política económica sino la gobernabilidad del país, porque el país se gobierna en función de estas realidades. En consecuencia, cuando está en juego la gobernabilidad, está en juego el destino de la patria”.

[1] Los datos se encuentran en la página web oficial del Ministerio de Economía: www.mecon.gov.ar

[2] La deuda no es en dólares en su totalidad: la metodología nacional e internacional hace que la deuda pública,estadísticamente, se pondere en dólares. Sin embargo, se compone en un 60% en moneda extranjera (la mayoría, dólares) y en un 40% en pesos.

Nota: El Centro de Estudios Socioeconómicos Roberto Carri (CES) funciona desde el 25 de octubre de 2013 en Sarmiento 4335, Almagro, CABA. Es un espacio pensado de cara a la comunidad,donde tienen lugar charlas de formación política, debates de actualidad,proyecciones audiovisuales y presentaciones de revistas y libros. A partir de abril de este año se desarrolla el primer Ciclo de actividades de debate y formación política y económica, donde distintos especialistas de diferentes áreas de interés exponen diversas temáticas.

El Licenciado en Administración Héctor Giuliano, graduado de la Universidad de BuenosAires (UBA), expuso su conferencia La deuda externa Argentina el viernes 18 de abril. Giuliano es académico del Centro de Estudios Económicos Mariano Fragueiro (CEEMFRA), experto en Deuda Pública y Privada y autor de numerosos trabajos de investigación sobre la composición de la deuda externa argentina.También integró el equipo de investigadores que analizó la composición de la deuda, liderado por Alejandro Olmos.

Facebooktwittermail