Hacerle el «juego a la derecha» es dejar de luchar

hacerle el juego

«…De este modo a los más de 4 millones de compatriotas sin acceso al trabajo genuino, se le suman aquellos cuyo trabajo está en “negro” o precarizado (situación en la que hoy se encuentran más de 8 millones de compatriotas) así como en los últimos -por lo menos- tres años, hemos visto como se viene sucediendo una ola de despidos y suspensiones en todas las ramas de la producción, con miles de unidades productivas que cierran sus puertas dejando cientos de familias en la calle, frente a la inactividad del Ministerio de Trabajo y carteras pertinentes y la complicidad de muchísimos dirigentes sindicales aliados imperdonablemente a las patronales, que traicionan su deber frente a los trabajadores que dicen representar.
Pero esto no es un castigo divino o una fatalidad caída del cielo, sino las consecuencias directas del rumbo político y económico adoptado por el gobierno nacional y reafirmado por la complicidad de absolutamente toda la clase política incluida la autodenominada “oposición” que convalida e incluso pide profundizar el rumbo del ajuste, adoptado por el oficialismo.

Frente a esta situación general, la respuesta del gobierno ha sido clara: represión, incremento de torpe publicidad mediática y más ajuste. Ajuste, expresado en el aumento de tarifas, techo en paritarias, vía libre al aumentos de precios para los monopolios y más presión fiscal sobre los trabajadores (¿Por qué en vez de mantener el impuesto al trabajo o echar mano sobre los fondos previsionales generados por los trabajadores activos y jubilados, no gravan con énfasis la renta financiera, hidrocarburífera, minera, el juego de azar, entre otras actividades hiper-rentables, o reducen los ingresos insultantes de funcionarios y legisladores, y demás gastos superfluos?). Represión, ejecutada con el accionar del Secretario de Seguridad Sergio Berni a la cabeza de Gendarmería Nacional, que ha actuado en defensa de los intereses patronales reprimiendo con violencia a los trabajadores y comisiones internas que vienen luchando contra los despidos, las suspensiones y los cierre de fábricas, accionar que han replicado la Policía Federal y provinciales en numerosos conflictos gremiales y sociales, a lo largo y ancho del país.

Un Párrafo aparte merece el tema de la deuda externa. Vale recordar que desde el campo popular en general y desde el movimiento obrero organizado en particular, siempre se ha militado (incluso con movilizaciones multitudinarias como aquélla del Movimiento de Juventudes Políticas contra el FMI en 1984 y del MTA en el 2000, o los planes de lucha de la CGT de Ubaldini en década del ochenta) en contra del pago, sobre la sangre y el sudor del pueblo argentino de una deuda externa ilegítima y fraudulenta, que no hace más que condenarnos al atraso y el subdesarrollo. Aunque el gobierno mienta y haga uso de una dialéctica engañadora, pretendiendo envolvernos en falsas cruzadas patrióticas que más bien son todo lo contrario, el tema no son los buitres o el Juez Griesa, sino la política de endeudamiento que vienen sosteniendo los distintos gobiernos desde la dictadura hasta nuestros días y que el modelo Kirchnerista (que sin vergüenza alguna, se cuelga el cartel del “desendeudamiento” y “pagadores seriales” a la vez) viene profundizando con creces y que mantiene como objetivo último, volver a endeudar el futuro del pueblo argentino, contrayendo créditos en el mercado de capitales…»

MOVIMIENTO PERONISTA AUTENTICO – MPA

Facebooktwittermail