7 del 9

“…La nuestra es un arma chica, como los cuchillos que los gauchos ataban a la punta de las tacuaras con tientos del país. Con esa poca cosa se hizo la Patria y en cambio con otras mejores se apuntaló a los que la vendieron. Con esta arma, chica, empezamos nosotros. Pero al salir, saldrá cortando y haremos Patria…» (Arturo Jauretche)
Durante los oscuros años de resistencia activa al menemato casi en soledad mientras buena parte de la hoy rimbombante clase política acompañaba aquel proceso activamente, o en el mejor de los casos, con un silencio cómplice, con un puñado de compañeros nos preguntabamos muchas cosas, pero fundamentalmente, cómo honrabamos la memoria de los que ya no están y cómo nos «arrejuntabamos» para construír una propuesta peronista «que rescate y reinstale en la política nacional un renovado ideario del carácter revolucionario del peronismo»
Fué así que, luego de previos y enriquecedores debates y no menores discusiones con compañeros con los que nos íbamos encontrando, un 7 de Septiembre de 2002, nos llegamos al Sindicato de Obreros Gráficos de la localidad de San Antonio de Arredondo, Pcia. de Córdoba, ya con un par de revistas «El Descamisado» habiendo visto la calle.
La casualidad -o no- hizo coincidir la fecha del Encuentro con el día en que se recuerda la muerte de los compañeros Fernando Luis Abal Medina y Carlos Gustavo Ramus.
Al cabo de 2 jornadas de debate y discusión, y voto mediante, le pusimos nombre a la idea: Movimiento Peronista Autentico. Y le «pusimos letra» a la propuesta, lanzando un documento que recorrió en manos de los compañeros, toda la geografía de la Patria.
Quince años después, no sin haber conocido la traición de algunos y con la dolorosa ausencia de quienes ya no están, hoy, como dijèsemos en aquel documento fundacional, seguimos sosteniendo que «ningún cambio político, social y económico profundo puede encararse con enunciados o buenas intenciones. Se debe demostrar la voluntad y el compromiso de profundizar la elaboración de un programa de transformación, y SE NECESITA ESA PODEROSA HERRAMIENTA QUE SE LLAMA ORGANIZACIÓN POPULAR.»
Nuevos compañeros, jóvenes muchos de ellos, hoy caminan a nuestro lado. Con su impronta, con su esencia, con sus propios códigos. Y se funden con los trabajadores, con los militantes barriales, con los viejos compañeros en un mismo y ùnico sueño, el mismo que generación tras generación se viene repitiendo con distintas formas, pero con iguales deseos: Una Patria Justa, Libre y Soberana.
Continuar generando nuevas ideas, seguir poniendo nuestro esfuerzo colectivo y nuestro compromiso militante, tanto en la construcción política diaria, en la articulación con otros compañeros como en la lucha cotidiana por Justicia Social, será el mejor homenaje que podamos hacer a los compañeros Fernando Luis Abal Medina y Carlos Gustavo Ramus y a todos los que dieron su vida por la Patria y por el Pueblo.
A ellos nos debemos.
Movimiento Peronista Autentico – MPA

Facebooktwittermail