Juan Carlos Cena en la Casa Cultural Pueblo Libre

El compañero Juan Carlos Cena se acercó a disertar a nuestra Casa Cultural Pueblo Libre. Juan Carlos es ferroviario desde los 12 años, empezó como aprendiz de Calderero en los Talleres Córdoba en los años 50. Fue delegado sindical y secretario general de APDFA (Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos) y fundador del Movimiento Nacional por la Recuperación del Ferrocarril.

“Los ingleses no vinieron a civilizarnos. Vinieron a llevarse todas nuestras riquezas y para llevárselas necesitaban el tren. Es decir, que en sus inicios el ferrocarril fue una herramienta de penetración colonial en el territorio nacional”. Así arrancó la charla.

Luego de brindar un minucioso y emotivo relato los orígenes del ferrocarril en la Argentina, Cena recordó la primera huelga general ferroviaria, lanzada el día 10 de agosto de 1896 en los talleres de Tolosa. El motivo fue el rechazo de la introducción en el convenio colectivo de trabajo de la idea de “competitividad” pretendida por los empresarios británicos, porque consideraban que creaba división y conductas egoístas dentro de los trabajadores. En aquella huelga los ferroviarios lucharon, además, por la jornada de 8 horas y la supresión del trabajo a destajo.

A continuación de detallar las diferentes huelgas ferroviarias a lo largo de la historia, incluyendo la gran huelga ferroviaria de 1961 contra las políticas de Frondizi, la participación ferroviaria en la resistencia peronista, la persecución sufrida por la dictadura militar de 1976 y el “golpe de gracia” ejecutado por el menemismo, Cena nos detalló las políticas de continuidad con el desguace ferroviario por parte de todos los gobiernos hasta llegar al presente.

Para fines de 1980 Ferrocarriles Argentinos tenía más de 106.000 trabajadores, 36.000 kilómetros de vías, 1.800 estaciones, 51 talleres principales de vía y obra, 23 talleres de mecánica, 2.200 edificios para estaciones, 4.350 galpones de carga, 635 galpones de encomiendas y equipajes, 2.100 puestos de cabinas y señalización y 43.000 unidades de material tractivo y remolcado.
La avanzada del menemismo que permitió al gobierno de Carlos Menem concretar la privatización de los ferrocarriles, dejó más de mil doscientos pueblos fantasmas y deshabitados. “Esta es la consecuencia del tratamiento que se le dio al ferrocarril. Tuvimos 85 mil compañeros desocupados”, afirmó Cena.
Párrafo aparte fue el recuerdo de los 111 ferroviarios desaparecidos de la dictadura militar y el homenaje al compañero Leonardo Andrada asesinado el 9 de febrero de 2013, quien era un testigo muy importante en la causa por la masacre de Once, ya que fue quien le entregó el tren a Marcos Córdoba: “le avisa que el freno estaba largo, es decir que no frenaba bien. Acá no ocurre nada por casualidad. Su testimonio era fundamental. El tiro en la nuca a Andrada es para que nos callemos la boca y no digamos más nada, hay miles de millones de pesos en juego y ex funcionarios y empresarios comprometidos.”

Juan Carlos afirma que se puede reconstruír el sistema ferroviario nacional, con nuevas ideas, con técnicos y trabajadores altamente capacitados que existen, con nuevas tecnologías que hay que ponerlas al servicio de una planificación estratégica nacional de nuestra economía y con la certeza de que no sólo es posible sino necesaria la puesta en marcha de una nueva matriz en materia de política de transportes y de utilización del ferrocarril que no sólo permitar unir pueblos sino desarrollar nuestras economías regionales y profundizar así la soberanía política y la independencia económica.

Juan Carlos además contestó preguntas que llegaron a nuestra página web de parte de compañeros ferroviarios de Tucumán, Córdoba y Jujuy.

El cierre de la charla fue el agradecimiento por parte de un compañero de Pompeya al compañero Cena por la mística, el compromiso y la emoción que surge ante cada tramo de su testimonio. Un cerrado aplauso de los compañeros y compañeras que asistieron dio puso fin a la actividad.

Facebooktwittermail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *