Patria o Colonia

10614097_870656202993619_8496111612528977269_n

“…Las consecuencias sociales, económicas, políticas y culturales de esta saga de “transición democrática” han sido realmente catastróficas. Si bien se recuperaron –y con serias deficiencias- ciertas garantías y libertades individuales en el marco del “estado de derecho”, la matriz socioeconómica impuesta por la dictadura oligárquico-militar quedó prácticamente intacta. Ese núcleo duro no ha sido doblegado, es más; ni siquiera fue cuestionado en su sustancia. Las implicancias prácticas de ello son elocuentes. Millones de excluidos condenados a una existencia semibestial, la infraestructura básica productiva y de servicios públicos en poder de grupos económicos monopólicos, nuestros territorios saqueados por pandillas pseudo empresarias asociadas con la burocracia política, la destrucción de nuestros ecosistemas, un endeudamiento externo fraudulento, ilegítimo e impagable, nuestra economía nacional sustentada en un mercantilismo primario, escenarios de violencia social de una crueldad inaudita; son algunos de los trazos gruesos que definen la realidad de nuestro país…
…Sucede sin embargo que la tendencia de la catástrofe continúa, fruto de la consolidación de una matriz socioeconómica productiva perversa que arrolladoramente concentra poder y riquezas en poquísimas manos; y desolación, miserias e incertidumbres en gigantescas mayorías populares. A pesar de los encendidos discursos oficialistas –vanamente retrucados por discursos opositores cómplices- la realidad indica que todavía seguimos tributando a un altísimo costo social una deuda externa ilegítima y fraudulenta; conservamos un sistema impositivo bochornoso, un sistema financiero pensado y aplicado por Martinez de Hoz, un sistema educativo y de salud fragmentado e ineficiente pensado y aplicado por Cavallo, con nuestros recursos naturales renovables y no renovables –fundamentalmente la tierra- sometidos a un saqueo pocas veces visto en nuestra historia…
…En esta nueva etapa la clase dominante ha recuperado ganancias a costa de los trabajadores y la inmensa mayoría popular; han cambiado los instrumentos, la retórica y las hegemonías, pero los dueños del poder económico mantienen sus privilegios a buen resguardo hacia el largo plazo…
…Desde esta mediocridad manifiesta se nos quiere hacer creer que hasta acá podemos llegar, que de esto se trata aquello de la “justicia social”, que lo que falta vendrá para el 2020, que en lo inmediato toda esperanza de una existencia mejor debe limitarse a estas “migajas superiores” las que obedientemente debemos aceptar como beneficios de “metas abstractas de la economía”. Como contrapartida también habrá que aceptar que esa minoría triunfante y genocida “que traba el desarrollo de las fuerzas productivas, explotan al pueblo y disgregan la Nación” mantenga a buen resguardo sus intereses mal habidos, sus negocios turbios y una bochornosa apropiación de excedentes. En definitiva; nos invitan a que creamos que nuestros territorios, sus condiciones geográficas, sus recursos humanos, su infraestructura y oportunidades son ineficaces e insuficientes para proveer de bienestar y calidad de vida digna a todos los habitantes de esta Nación, consiguientemente debemos aceptar que algunos millones nada tienen que hacer acá y que literalmente habrá que asistirlos –algo así como una especie de eutanasia de masas- en la planificación de una miseria genocida, mientras otros tantos millones deberán conformarse con una existencia triste e indeseada. En síntesis un país con una Nación empequeñecida para no más de veinte tantos millones de habitantes, con minorías refulgentes, gozosas y enardecidas de privilegios concupiscentes. Los demás sencillamente sobran…
…Nos contestarán que podemos estar peor; le contestaremos que la resignación no hace historia. Nos dirán que si fracasa “esto” se “viene la derecha”; les diremos que la derecha también está en el gobierno y por sobre todo en muchas de las actuales políticas implementadas. Nos reprocharán que le hacemos el juego al “enemigo”; les reprocharemos que por “migajas” han acordado con él. Del otro lado “opositor” nos contestarán que no se puede estar peor; les diremos que sí es posible y por sobre todo probable, nos dirán que si continúa “esto” el futuro será peor; les diremos que son cómplices de “esto” y que son lo “peor”…

MOVIMIENTO PERONISTA AUTENTICO
www.mpa.org.ar

Facebooktwittermail