«…llorar es un sentimiento, mentir es un pecado…» (Saúl Edolver Ubaldini)

«…deben entender que la fuerza del Pueblo es mas fuerte que el Fondo Monetario Internacional. No puede ser que se siga con la especulación dejando de lado los valores fundamentales del trabajo nacional, de nuestras industrias, de nuestras pymes. No puede ser que se siga jugando con nuestros jubilados y pensionados, ellos merecen que se los respete. No puede ser que nos quieran imponer modelos extranjeros…

…Hoy el Pueblo Argentino, bajo la lluvia, pletórico de fe y ansias de Liberación le dice al gabinete económico: Que se vayan! Por el bien del Pueblo y de la Patria!…

…Nos hablan de la verguenza. Los que no nos avergonzamos de haber nacido en esta tierra, somos los que vamos a triunfar a través de la revolución popular que el Pueblo quiere y merece…

…Deben realizarse asambleas en los lugares de trabajo, esclarecimiento donde corresponda y así seguir adelante. No hay ni va a haber nada en el mundo que pueda con la fuerza del trabajador, que es la fuerza del Pueblo Argentino…»

Saúl Ubaldini, Secretario General de la CGT, Discurso a los trabajadores en Plaza de Mayo, 4 de Noviembre de 1987

 

Un 19 de noviembre de 2006 fallece el compañero Saul Edolver Ubaldini.

Saúl nació en el barrio de Mataderos. Su padre era obrero de la carne y al igual que él, comenzó a trabajar primero en el frigorífico Lisandro de la Torre y luego en el frigorífico Wilson.
Años mas tarde, a principios de los años ’70 ingresó como obrero en una pequeña fábrica en la que producían levadura y se convirtió en delegado sindical. Años mas tarde, en 1975, fue elegido Secretario General de la Federación de Trabajadores Cerveceros y Afines de la República Argentina.

Durante la dictadura oligárquico-militar, el «Tata» (como se lo conocía) fue una pieza fundamental en la resistencia de los trabajadores y en la articulación del proceso que fue derivando en la unidad de los trabajadores que se enfrentaban a la dictadura en contra de las corrientes colaboracionistas liderada -entre otros- por Jorge Triacca.
Como parte de la Comisión Nacional de los 25, que se oponían férreamente a la dictadura militar y denunciaban valientemente los secuestros y desapariciones de compañeros y compañeras trabajadores, convocó al primer paro general contra la dictadura.

Luego, fundó la CGT Brasil (denominada así por la calle donde estaba la sede de la misma, ya que la histórica sede de la calle Azopardo se hallaba circunstancialmente ocupada por los sectores colaboracionistas) y desde allí el Tata convoca el 7 de noviembre de 1981 a la primer masiva movilización de trabajadores y Juventud Peronista, que bajo el lema «Paz, Pan y Trabajo» se animaron a marchar por las calles de Buenos Aires hasta terminar en Liniers, en la Iglesia de San Cayetano, desafiando a la prohibición de la dictadura y sus esbirros.

También fue parte de la gesta del 30 de marzo de 1982, donde miles de trabajadores salieron a la calle a reclamar el fin de la dictadura, movilización que fue duramente reprimida.

Y encabezó la columna de la CGT el 16 de diciembre de 1982, fecha en la que la Juventud Peronista de las Regionales se puso al frente del «Luche y se van» llegando a ingresar a la Casa Rosada con vallas, piedras, palos y algo mas.

Lideró la CGT que se opuso a los planes económicos de entrega, hambre y miseria del Alfonsinato.

Se opuso a la entreguista «Ley Mucci» y esto dió lugar al famoso enfrentamiento verbal con Alfonsín quien dijo aludiendo al Tata que «el país no está para mantequitas y llorones», a lo que Ubaldini respondió ante una Plaza de Mayo colmada de obreros que «llorar es un sentimiento, pero mentir es un pecado».

Peleó denodadamente por la libertad de los compañeros Marcelo Langieri, Carlos Gonzales y Luis Ortíz, los «presos peronistas del Plan Austral». Se enfrentó a las políticas del gobierno afines al Fondo Monetario Internacional y lideró la movilización de presentación de los «26 puntos de la CGT» bajo el lema «Los trabajadores contra el FMI»

El menemato lo encontró enfrentándose al despojo y a la traición menemista y la CGT se resquebrajó nuevamente, entre los que apoyaron y fueron funcionales al saqueo menemista y los que se opusieron a éste.

En 1991 se presentó como candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires, enfrentándose a Eduardo Duhalde. Posteriormente, sería electo dos veces como diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires en 1997 y en 2001.

Falleció un 19 de noviembre de 2006.

Homenaje del Movimiento Peronista Auténtico y la Revista El Descamisado al querido Tata Ubaldini, trabajador, patriota y peronista.

Facebooktwittermail