Los curas villeros al frente de la lucha contra la miseria

“Los teléfonos oficiales no dan respuestas. Los traslados no se dan a tiempo. Las personas que esperan resultados vuelven a sus hogares y no a lugares de aislamiento. Los resultados llegan demorados. Muchas personas con Covid confirmado vuelven a sus casas que no son lugares apropiados para el aislamiento (falta de agua y cloacas, hacinamiento, precariedad edilicia, etc.). Muchos están en situación de calle o ya no pueden sostener el pago de alquileres. No se da un seguimiento regular de los casos de aislamiento. Muchas de las personas que son contactos estrechos no cuentan con el acompañamiento requerido. Hay poca presencia del Estado ayudando a que se cumpla con el distanciamiento social, el uso del barbijo, las reuniones en espacios públicos, etc. No se conoce la cantidad de personas con Covid positivo en nuestros barrios. Sin esa información es imposible recalibrar todo el trabajo comunitario que hacen nuestras comunidades”.

https://aica.org/noticia-los-curas-en-barriadas-exponen-el-drama-del-covid-19-en-los-barrios-populares-de-la-matanza

 

 

Facebooktwittermail