Volver de la desaparición histórica y política – MPA Tucuman

cesartucuman

 

«Entonces, en la cultura política actual Dardo Cabo, Rodolfo Walsh, José Pablo Ventura, Paco Urondo, Julio Roqué, Norma Esther Arrostito, Roberto Carri, y los miles y miles de compañeros torturados, fusilados, masacrados, asesinados por la dictadura oligárquico-militar, son desaparecidos, sencillamente desaparecidos, no son peronistas montoneros. Esto es; no sólo están desaparecidos físicamente, también se los ha hecho desaparecer en su significado político e ideológico. Se los ha desinvolucrado del derrotero histórico y político nacional, para situarlos en una dimensión inombrable, indecible, en la geografía de lo desaparecido. Por lo tanto, con la desaparición de su identidad, de su política, de su ideología, con el desaparecido desaparece la historia que protagonizó, la lucha que encarnó, el proyecto sostenido, la bandera enarbolada.
Se edifica de tal forma, desde la cultura política presente, una verdadera cárcel de la historia, que conceptualmente despoja de sustento a los lazos que aún todavía precariamente la política y la historia se entretocan o entrelazan.
Se trata por lo tanto, de comenzar a minar, a desarticular, desde un nuevo discurso crítico y reivindicativo éste cerramiento histórico, recuperar nuestra identidad de su extravío, de su irreconocimiento, rescatar la memoria como acontecimiento histórico; exorcizando de tal forma aquellos otros discursos que demonizaron arteramente, o de aquellos otros que se arrepintieron, que se ocultaron en la negación de la propia historia (tal vez atendiendo a la complicidad que amplios sectores de la sociedad civil mantuvieron con la represión, o tratando de comprender las distintas manifestaciones discursivas de su negación). Pero también exorcizando aquellos otros discursos tercamente reinvindicativos, acríticos y clausurantes de toda discusión política.
Se trata de volver de la desaparición histórica y política, para comenzar a rellenar con nuestra aparición aquel abismo de conciencia, para reconstruir sistemáticamente la historia; para que los desaparecidos aparezcan con su inconfundible identidad de pertenencia a un proyecto político por el cual valió y vale la pena vivir».

MPA – Tucumán.

Facebooktwittermail