Aportes y reflexiones

callempa“…El proceso interno de formación, construcción y ocupación de nuestra frontera interior no está consumado, acaso apenas iniciado al calor de los intereses de una minoría oligárquica rapaz, mezquina y concupiscente.
Subsisten muchos y anchos espacios vacíos sometidos a prácticas feudales de dominio improductivas, una enorme debilidad estratégica, en poder todavía de la geografía estática y silente. Mientras los viejos países y continentes han agotado ya el proceso de formación interna de su frontera saturando hasta el exceso el territorio propio,subsisten aquí dilatados baldíos expectantes, abiertos y propuestos a la empresa humana.

La historia se nos presenta como un inmenso paisaje futuro por ocupar.

Dar un salto gigantesco en la infraestructura de transporte, comunicaciones y energía. Promover la investigación y tecnología sobre desarrollos fecundos rurales y urbanos. O sea que no se trataba de empezar desde el principio, sino ¡desde antes del principio! No debemos resignarnos a un destino de mera factoría de actividades extractivas, granos, petróleo, minerales, madera, pesca, agua, y sus consecuentes pérdidas de soberanía y deterioro ambiental.

El grito atávico de nuestro originario himno nacional “A vosotros se atreve, argentinos el orgullo del vil invasor”, hoy subsiste como imperativo patriótico insatisfecho. Más de 100 millones de hectáreas hoy sometidas a los designios delirantes de un minúsculo grupo de familias empresarias, de espíritu faccioso y temperamento rapaz, deberán ser revertidas por y para el soberano pueblo argentino hacia políticas de Estado de una irrestricta e innegociable JUSTICIA SOCIAL, para que de una vez por todas emerja sobre la faz de la tierra “una nueva y gloriosa Nación”.

Desde estas premisas, como contribución para encauzar la marcha de la organización popular hacia el horizonte apuntado por la fe en nuestras convicciones; ponemos de manifiesto las presentes herramientas para el diagnóstico de situación y las consecuentes propuestas programáticas de políticas de Estado, con el propósito de recuperar la política como herramienta vital de la organización comunitaria;para construir la JUSTICIA SOCIAL a través de una democracia participativa y protagónica, superadora de esta agotada democracia representativa…”

Facebooktwittermail