Querida María Claudia…

 

maria cla

Querida María Claudia:
Hoy cumplirías 55 años pero todos te recuerdan tus 16. Tuviste un padre que no se rindió, una madre que te buscó hasta el último día y un hermano que te escribe siempre y que no ha abandonado sus convicciones, como tantos lo han hecho.
Tenés jóvenes que te admiran aún sin haberte conocido y compañeros que te recuerdan en cada lucha.
De vos muchos recuerdan tu lucha por el boleto estudiantil. Poco importaba si a vos te hacía falta o no. Primero estaban los más necesitados.
Pero vos peleaste por algo más. Montonera inclaudicable, entregaste tu vida por una Patria Justa, Libre y Soberana.
Tu generosidad y tu entrega fueron enormes. Al punto de dar tu propia vida. Siempre valiente, la lucha por la justicia social y la liberación nacional era lo que te movilizaba. Evita y Peron y los compañeros eran tu guía.
Hoy tratamos de imaginarte como te describe tu hermano Jorge: leyendo a Benedetti, escuchando a Sui Generis, debatiendo con los compañeros de la UES y los pibes del Bellas Artes, proyectando y organizando. Y también resistiendo.
Querida María Claudia, el conocer tu existencia cambió gran parte de nuestras vidas. Conocimos que la solidaridad, la entrega, el compromiso y la coherencia no sólo son posibles sino también necesarios.
Seguramente habrá muchas maneras de homenajearte en tu día, nosotros preferimos hacerlo asumiendo el compromiso de seguir luchando hasta acabar con todas las injusticias que siguen asolando nuestra Patria e hiriendo a nuestro Pueblo. Imitando tu ejemplo. Cargando orgullosamente con tu historia. Cuestionando lo que debe ser cuestionado. Desafiando al presente oscuro. Soñando un futuro luminoso.
Por eso, te recordamos con la frase que le escribiste a tus padres un 16 de Agosto de 1976, apenas un mes antes que los guardianes a sueldo de la oligarquía te secuestrasen: «…Después de cada grito de dolor viene por eco una alegría…»
Y estamos seguros de ello.
JUVENTUD PERONISTA – MOVIMIENTO PERONISTA AUTENTICO

Facebooktwittermail