El compañero Rubén Bonelli del MPA Entre Ríos

mengue

CARTA PÚBLICA: Al Pueblo y al Gobierno

Final de una etapa, comienzo de otra, pero con las mismas convicciones y la frente bien alta, de creer haber cumplido con los postulados que mis padres y mayores me delegaron desde mi niñez. En el trayecto hecho en el campo de los derechos humanos, quedarán los momentos de vivencias crudas, de un sin fin de aprendizajes a partir de sentir el sufrimiento del otro en carne propia, de compartir tristezas, pero también algunas alegrías. Todo esto quedará guardado en mi memoria.

Quisiera transmitir a aquellos dirigentes que no tuve la suerte de sentarme para hablar de estas cosas, tal vez porque sus funciones fueron más importantes que las mías durante estos años, o bien dispararon o quisieron alejarse de mis críticas. Quiero decirles que aun con mis defectos y errores, traté de ser el mejor servidor público y funcionario en todo momento, reafirmando aquello que decían los compañeros que entregaron todo por una sociedad más justa, “ser el ejemplo y la voz de los que no tienen voz”, entendiendo “que la salvación cristiana no puede darse sin la liberación económica, política, social e ideológica, como signos visibles de la dignidad del hombre”. Que traté por todos los medios, aun con mis contradicciones, de realizar mi trabajo con la mayor coherencia posible. De no faltar el respeto a la memoria de tantos hombres y mujeres que me precedieron en la lucha por la vigencia de los derechos humanos.

Agradezco a quienes me han confiado tan honorable cargo durante estos años, también agradezco al ahora intendente electo de Concordia, por convocarme a que continúe en la tarea, pero uno tiene que saber, que muchos años en la función pública lo vuelven lento, con menos reflejos y un poco anquilosado y eso atenta contra los intereses de las personas que se sienten vulneradas y que requieren de respuestas inmediatas durante las 24 horas, aparte de mis públicas y conocidas diferencias con su familia. Nuevos desafíos se avecinan, por lo tanto, como decía esa maravillosa mujer “renuncio a los honores, pero no a mi lucha”. Espero continuar como un humilde militante de la causa, participando en el desarrollo de lo que será a APDH en democracia en nuestra ciudad.

También debo decir, que no estoy conforme con las actitudes de un puñado de dirigentes, que en nombre del peronismo, tomaron como trampolín político al movimiento, engañando y usurpando nuestra historia, terminaron con la democracia interna del partido e hicieron de la dedocracia una moneda corriente, para seguir continuando con el goce de sus privilegios, asaltando el Estado, creyéndose impunes, haciendo ostentación de riquezas aun mayores que durante el menemismo. Las pruebas están a la vista de todos.

Pero me siento fortalecido, cuando tengo a compañeros que aunque nos separen cientos de kilómetros, estamos y continuamos consustanciados con los principios de siempre, me refiero a los integrantes del Movimiento Peronista Auténtico y al consejo de redacción de la revista El Descamisado, de la cual formo parte hace mucho años a nivel nacional.

También me siento agradecido por el acompañamiento de mis pares de trabajo de oficina, quienes nos soportamos mutuamente, en la ardua tarea cotidiana de lidiar con un universo de problemas y limitaciones. Agradecido de conocer a tantos hermanos y hermanas concordienses, que fueron con lágrimas y nos terminaron pagando con una sonrisa a partir de las soluciones dadas. Al padre Andrés Servín, quién en varias oportunidades, nos quejamos de nuestra soledad en la lucha y me dio las fuerzas para continuar. Al amigo y compañero Enrique Stola, quien a los retos de machista, me ayuda a superarme. A todos ellos, mil gracias!!

Me despido con una frase de Salvador Allende: “Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor”.

Prof. Rubén Bonelli
Ex Delegado de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Entre Ríos
Ex Director de Derechos Humanos de la Municipalidad de Concordia

Facebooktwittermail