La Gaby

«…Hace unos pocos días tuve la oportunidad de visitar un lugar, una plaza en donde tanto los edificios como el adoquinado de su suelo permanecen tal cual estaban hace cerca de 150 años. En el centro de la misma hay un círculo formado por grandes macetones que sirvieron en el siglo pasado para encadenar a las esclavas que eran puestas a la venta. Mientras pisaba el adoquinado colonial en medio de ese círculo de macetones y grillas oxidadas, comencé a imaginarme a esas esclavas encadenadas y ví los ojos y las manos de una de ellas que expresaban que esa situación a las que eran sometidas no era fatalmente eterna. Y recorrí rápidamente los años de la luchas por la independencia, hasta llegar a nuestros días de lucha contra las oligarquías nativas y el imperialismo yanqui. Y ví la continuidad y las raíces de nuestro ser americano y agradecí esa mirada cargada de futuro y las manos que rompieron esas cadenas.Entonces pensé en algún lugar que guarde inmutable físicamente un testimonio de nuestra época. Un rincón a donde concurra algún argentino que aún no ha nacido y que por un segundo mientras observa la fachada de una casa con varios orificios de balas, producto de un allanamiento nocturno, se pregunte si el que un día de 1976 fue sacado por la fuerza de esa casa habrá expresado por un segundo en su mirada, la esperanza de que la opresión y la injusticia acabaría un día. Y que repentinamente, mientras ese argentino que aún no ha nacido siga su camino, por un segundo se pregunte si su tiempo presente no lo debe a quienes hicieron como vos una vida de ese segundo, una vida de esa confianza infinita…»(Eduardo Pereira Rossi)

A 44 años del secuestro e inicio del martirio en las mazmorras de la ESMA de la compañera Norma Esther Arrostito, siempre presente en cada compromiso militante por la Justicia Social y la Liberación Nacional.

Foto del mástil mayor de la ESMA, 24 de Marzo de 2004

MPA – MOVIMIENTO PERONISTA AUTENTICO

Facebooktwitter
Facebooktwittermail