ANTE LAS DECLARACIONES DEL FUNCIONARIO DEL GOBIERNO NACIONAL JUAN JOSE GOMEZ CENTURION

“…Para los planes del imperialismo, un Pueblo organizado y luchando por una Patria Justa, Libre y Soberana era un problema, imposibilitaba la adecuación de Argentina a sus proyectos geopolíticos y económicos. Debían redoblar la apuesta. En ese marco, la dictadura oligárquico – militar instaurada por la fuerza el 24 de marzo de 1976, fijó como objetivo supremo la refundación estructural, tanto en términos económicos, políticos, sociales y culturales, del conjunto de la Nación. Para ello, necesariamente, debió impedir cualquier intento de resistencia y luchas populares, aplicando en forma sistemática un plan siniestro de represión y genocidio. De forma tal, “sin errores y sin excesos”, se hizo desaparecer, se recluyó en centros clandestinos de detención, se torturó hasta lìmites inimaginables y se fusiló a decenas de miles de militantes populares…

… es fácil constatar que el proyecto económico de la dictadura oligárquico – militar ha encontrado cauces continuistas en los marcos del régimen electoral inaugurado en 1983. De forma tal que el objetivo principal de la dictadura, terminó por consolidarse en los años posteriores a su culminación…

… El proyecto económico que hoy nos toca padecer es el mismo que oportunamente diseñara Martínez de Hoz, y se ocupó de continuar una clase política transformada en garante del establishment, cómplice de sus delitos y beneficiaria de sus prebendas. Continúa implementándose la metodología de la desaparición forzada, ya no de militantes populares, sino de fuentes de trabajo, de derechos adquiridos, de posibilidades de salud, justicia, educación, vivienda digna y de todas las conquistas sociales que permitieran creer en un futuro mejor. Este modelo de exclusión, hambre, desocupación y extrema miseria, que día a día, con la complicidad de la clase política, se sigue implementando a fuerza de violencia sistematizada y represión…

…Los verdaderos fundamentos de la agresión: impedir el desarrollo independiente con justa distribución de la riqueza producida. Sus beneficiarios: los denominados “grupos económicos”, verdaderas asociaciones ilícitas. El continuismo: con la complicidad de una dirigencia política gerenciadora de la usurpación a la que no le interesa dar respuesta a los sectores excluidos. Esto es, una CLASE POLÍTICA, que cumple el rol de una auténtica NUEVA OLIGARQUIA, por su carácter rentista, improductivo y legitimante de la expoliación…”

Extractos del documento del Movimiento Peronista Autentico – MPA
www.movimientoperonistaautentico.com.ar

 

Facebooktwittermail